¿Cómo podemos decidir lo que está bien?


Lee el siguiente cuento y responde la preguntas de la PAUTAS DE DIÁLOGO que están al final.

La historia de los seis sabios ciegos y el elefante


Había una vez seis hombres ciegos que vivían en Indostán, que querían ampliar sus conocimientos y aprender cómo era un elefante, por lo que decidieron que cada uno, por la observación del tacto, podría satisfacer a su mente. El primero, al acercarse al elefante, chocó contra su lado ancho y fornido, por lo que en seguida empezó a gritar: "¡Bendito sea Dios! ¡El elefante es muy similar a una pared!" El segundo, palpándole el colmillo, gritó: "Oh! lo que tenemos aquí, es muy cilíndrico, suave, y aguzado. Para mí esto es muy claro, esta maravilla de elefante es muy parecido a una lanza". El tercero se acercó al animal y tomó la trompa, la cual se retorció en sus manos. Así, audazmente dijo: "Yo veo", acotó, "que el elefante es igual que una serpiente" El cuarto extendió su ávida mano Y se posó sobre la rodilla: A lo que más esta bestia maravillosa se parece, es muy llano", comentó él; "Es bastante claro que el elefante es semejante a un árbol". El quinto, que se arriesgó a tocar la oreja, dijo: "Hasta el hombre más ciego puede decir a lo que esto más se parece: Niegue el hecho quien pueda, esta maravilla de elefante es igual que un abanico". El sexto, en cuanto empezó a tentar a la bestia, asió su cola oscilante. "Yo veo", dijo él, "que el elefante es como una soga".- Y así, estos hombres de Indostán continuaron disputando ruidosa y largamente. Cada uno se mantenía en su propia opinión, siempre más rígida y fuerte, por lo que no podían llegar a un acuerdo ya que, como podemos ver, aunque cada uno estaba en parte en lo cierto, todos estaban errados.


PAUTAS DE DIÁLOGO


1. Crees que los sabios del cuento eran verdaderamente sabios? Por qué?


2. Cómo podrían haber resuelto el problema que tenían de una forma alternativa?


3. Qué emociones supones que tenían cuando decidieron ir a buscar el elefante? Había entre ellas el autoengaño?


4. Cuando nos sentimos seguros de nuestra opinión?


5. Cual seria el punto medio entre la inseguridad y la seguridad?


6. Crees que los sabios tenían miedo de equivocarse? Por qué?


7. Hay que ser valiente para reconocer el error? Por qué?


8. Dirías que una persona que se autoengaña es una persona feliz? Por qué?


9. Lo inesperado nos puede desconcertar?


10. Crees que en algún caso puede ser bueno autoengañarse? Por qué?

102 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Qué es más importante tener o ser?

El peligro del pasado era que los hombres fueran esclavos. Pero el peligro del futuro es que los hombres se conviertan en robots.

¿Qué es la Maldad?

El mal no es nunca “radical”, sólo es extremo, y carece de toda profundidad y de cualquier dimensión demoniaca. Puede crecer desmesuradament

¿Hay que opinar sobre todo?

La filosofía es una lucha contra el hechizo de nuestra inteligencia por el lenguaje.