¿Qué debemos hacer?

Kant

Con el poder, viene la responsabilidad.

Lee el siguiente cuento y responde la preguntas de la PAUTAS DE DIÁLOGO que están al final.

El picapedrero


Kara era un cantero. Era pobre pero muy trabajador. Vivía con su mujer en un lugar medio desierto, pero era feliz con ella y con los vecinos.

Un día que Kara estaba trabajando como de costumbre, se paró cerca del camino una carroza. Iba un hombre rico que pidió a Kara por donde era el camino. Cuando hubo pasado, Kara sintió una gran envidia. Volvió al trabajo pero sin mínimo de alegría. Por primera vez en su vida le pareció que el sol era insoportable y que las manos le dolían.

De repente lanzó el martillo, se sentó sobre las piedras y se lamentaba diciendo: "Ah, si fuera rico no debería picar piedras y me podría contemplar los otros como trabajan, paseando". En ese momento sintió una voz potente que le decía: "Kara, sé rico. Que se cumpla tu deseo". Y sin saber cómo, se encontró viviendo en un rico palacio, bebiendo té con su mujer. Tenía muchos criados. Kara era rico y se sentía muy feliz.

Un día, que era en su jardín, vio pasar el emperador, con una carroza cien veces más bonita que la suya. Todo lo que él tenía le pareció nada comparado con todo aquello.

Y suspiró, diciendo: "Oh, si en lugar de ser simplemente rico pudiera ser emperador! Lo podría dominar todo". En ese momento oyó una voz que le decía: "Kara, que se cumpla tu deseo; sé emperador". Y ya tiene Kara en un suntuoso palacio, lleno de mármoles y dorados. Sentado en cojines de terciopelo rojo, daba leyes y sus ministros le escuchaban respetuosamente. Y Kara era feliz.

Un día que se paseaba con los ministros, hacía un calor insoportable. El sol calentaba mucho. El emperador llamó: dame algo para beber, me ahogo. Bebió, pero pronto volver a tener sed. Kara se quejaba: "El sol es más poderoso que el emperador. Oh, qué ganas que tengo de ser solo". Nuevamente oyó la voz: "Kara, ya que lo quieres, sé solo". Y Kara se encontró alto, muy alto, en el cielo. Era el sol. Brillaba sobre la tierra y era poderoso.

Pero un día vino una gran tempestad que lo arrasaba todo. El poderoso sol quedó eclipsado por una nube. Y entonces quiso ser tempestad. Y lo fue.

Furioso lo destruía todo ... Se sentía poderoso. Era feliz. Hasta que un día encontró la montaña. Se alzaba altiva, orgullosa. La tempestad no podía con ella. Ella era más fuerte. Y Kara quiso ser montaña. Cuando ya lo era se sentía feliz.

Pero un día Kara sintió un ruido. Era como si la estuvieran picante, o haciendo cosquillas en los pies. Kara miró a sus pies y vio, lejos, pequeño, un hombre que estaba golpeando contra la montaña para sacar piedra. Kara llamó: "Párate; te lo mando". Pero el hombre siguió tan tranquilo.

Entonces pensó que no era la montaña más poderosa, sino el hombre. Y deseó ser hombre. Y se encontró siendo de nuevo cantero.

Y la voz le dijo: "¿Comprendes, Kara, que no hay nada tan poderoso como el simple ser humano? No tengas nunca envidia. Sé feliz de ser una persona".


PAUTAS DE DIÁLOGO

1. ¿Por que Kara no estaba nunca conforme con nada?

2. ¿Podríamos decir que Kara era egoísta? ¿Por qué?

3. ¿Kara se para a pensar sobre sus deseos? ¿Por qué?

4. Si todo el mundo hiciera lo mismo que Kara. ¿cómo crees que sería el mundo?

5. Como se define la felicidad en el cuento? ¿Estas de acuerdo con esta definición?

6. Cuando Kara se transforma, ¿se hacia mas sabio? Por qué?

7. ¿Que tal marido era Kara? ¿Que tal gobernante? ¿Por qué?

8. ¿Crees que Kara le preocupa si hace las cosas bien? ¿Por qué?

9. ¿Qué le recomendarías a Kara?

10. ¿Por que el ser humano es el ser más poderoso, según el cuento? ¿Estas de acuerdo?

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Qué es más importante tener o ser?

El peligro del pasado era que los hombres fueran esclavos. Pero el peligro del futuro es que los hombres se conviertan en robots.

¿Qué es la Maldad?

El mal no es nunca “radical”, sólo es extremo, y carece de toda profundidad y de cualquier dimensión demoniaca. Puede crecer desmesuradament

¿Hay que opinar sobre todo?

La filosofía es una lucha contra el hechizo de nuestra inteligencia por el lenguaje.