La jirafa



Al darse cuenta de que había puesto demasiado altos los frutos de un árbol predilecto, Dios no tuvo remedio que alarga el cuello de la jirafa.


Cuadrúpedos de cabeza volátil, las jirafas quisieron ir por encima de su realidad corporal y entraron resueltamente al reino de las desproporciones. Hubo que resolver para ellas algunos problemas biológicos que mas parecen de ingeniería y de mecánica: un circuito nervioso de doce metros de largo; una sangre que se eleva contra la ley de la gravedad mediante un corazón que funciona como bomba de pozo profundo: y todavía, a estas alturas, una lengua eyéctil que va más arriba, sobrepasando con veinte centímetros el alcance de los belfos para roer los pimpollos como una lima de acero.


Con todos sus derroches de técnica, que complican extraordinariamente su galope y sus amores, la jirafa representa mejor que nadie los devaneo del espíritu: busca en las alturas lo que otros encuentran al ras del suelo.


Pero como finalmente tiene que inclinarse de vez en cuando para beber el agua común, se ve obligada a desarrollar su acrobacia al revés. Y se pone entonces al nivel de los burros.

Juan José Arreola, Obros, México, Fondo de Cultura Económica. 1996.



OBJETIVO: Fortalecer la ortografía, comprensión lectora y lógica verbal en los estudiantes.
9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

11º Lectura 6 ¿Cómo funcionan las armas químicas?

Uno de los mayores ataques químicos fue cometido en la ciudad de Siria, desde que inició la guerra mató a 70 personas, se sospecha la utilización de gas sarín El ataque químico quitó la vida a decenas

11º Lectura 5 Producir electricidad mientras caminas

Alumnas del Instituto Politécnico Nacional crearon un dispositivo parecido a una loseta (30×30 centímetros) que genera electricidad cuando las personas lo pisan. Resulta que un día, a tres alumnas de