• info7259068

9º Lectura 7 La coruja y los pájaros



Manuel heredó de sus padres una pequeña parcela de terreno, de apenas un par de celemines, con un pajero, que hoy le sirve de cuarto de aperos y pequeña bodega, al que de vez en cuando me invita a probar sus buenos vinos con sabor a tea.


Estábamos charlando, como casi siempre, de las cosas de la naturaleza, cuando nos sorprendió el aletear de un gran número de pájaros. No daba crédito a lo que veía: una bandada de pájaros de distintas especies perseguían amenazadoramente a una coruja, que pudo escabullirse entre los frondes de grandes helechos que cubrían un risco próximo. Sonriendo, Manuel me comentó que él creía saber la razón de tales hechos, y sin que yo se lo pidiera, pero conocedor de mi curiosidad por sus relatos, a veces no exentos de fantasía, comenzó a contarme lo que sigue: «Hace algún tiempo, esas aves perseguidoras se reunieron con las rapaces de esta zona con el n de establecer algunas normas que pudieran garantizar la supervivencia de todas las especies. Por los acuerdos alcanzados, se le asignó a cada rapaz los lugares de caza, se fijó la frecuencia de captura y se puso la condición de que las aves que se podían cazar sólo fueran enfermas o debiluchas, y que completaran su alimentación con roedores». Aquí, en mi terreno –prosiguió Manuel–, a esa coruja que acabas de ver le corresponde cazar un pájaro cada 7 días y un roedor cada 5. Suele ser bastante cumplidora con los acuerdos establecidos, pero de vez en cuando, el mismo día caza un pájaro y un roedor, lo cual enfurece a los demás pájaros, y ese es el motivo del enfado y del acoso a la coruja que acabamos de ver.


Sin embargo, dada esa sabiduría que siempre se le ha atribuido a las corujas, yo creo que tiene razón, que ella no hace otra cosa que cumplir los acuerdos y, ciertos días, tiene derecho a comerse un pájaro y un roedor. De seguir así las cosas, no le va a quedar otro remedio que acudir ante el Defensor Alado». De vuelta a mi casa estuve cavilando sobre si la coruja tenía o no razón. Hice cálculos para saber cuántos días después se volvería a repetir la extraña persecución, con la intención de volver al terreno de Manuel y contemplarla.


OBJETIVO: Fortalecer la ortografía, comprensión lectora y lógica verbal en los estudiantes.


Actividad


Matematicas_9-1B
.pdf
PDF • 444KB

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

11º Lectura 6 ¿Cómo funcionan las armas químicas?

Uno de los mayores ataques químicos fue cometido en la ciudad de Siria, desde que inició la guerra mató a 70 personas, se sospecha la utilización de gas sarín El ataque químico quitó la vida a decenas

11º Lectura 5 Producir electricidad mientras caminas

Alumnas del Instituto Politécnico Nacional crearon un dispositivo parecido a una loseta (30×30 centímetros) que genera electricidad cuando las personas lo pisan. Resulta que un día, a tres alumnas de