• info7259068

6º Lectura 7 Altamira, la 'Capilla Sixtina' del arte rupestre



Con grabados del 'Homo Sapiens' correspondientes al Paleolítico Superior Magdaleniense Solutrense, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985. Se trata de uno de los mayores y más tempranos exponentes de la creatividad humana.


Las Cuevas de Altamira, situadas en la región española de Cantabria, gozan del privilegio de ser el primer lugar del planeta donde se identificó arte rupestre del periodo Paleolítico Superior. Entre hace 36.000 y 13.000 años, esta cueva natural de 270 kilómetros de extensión estuvo habitada por nuestros antepasados que, como si supiesen que iban a ser descubiertos milenios después, sintieron la necesidad de dejar plasmado una parte de ellos en la fría roca: en concreto, su forma de ver el mundo que les rodeada, su relación con la naturaleza, y cómo era su mentalidad a través de estos códigos simbólicos. Estamos abriendo los ojos al arte a través de una de las primeras grandes obras pictóricas de la humanidad y también una de las más ricas; no es casualidad que la llaman la Capilla Sixtina del Arte rupestre: esta cueva no se puede comparar a otros hallazgos -véase Atapuerca- puesto que aunque no conserva restos fósiles o rudimentarios significativos, sí es una expresión del arte rupestre en su máximo esplendor.


En el techo y muros de la cueva encontramos principalmente bisontes, caballos y ciervos, que son las ilustraciones de mayor tamaño; dibujadas en trazos negros; algunos rojos, y muchas rellenas también de este tono rojizo. Las representaciones más grandes tienen entre 125 y 170 centímetros, y el detalle con el que están plasmados jorobas, pelajes y pezuñas dejó boquiabiertos a los científicos desde su descubrimiento, en 1868. Cabe destacar que su reconocimiento como obras pictóricas prehistóricas implicó un largo proceso, en el que se cuestionaron principios fundamentales de la época (como la creencia de que las primeras tribus humanas no debían disponer de manifestaciones artísticas). Por ello esta Cueva, más allá de ser un emocionante legado artístico y cultural de los primeros humanos, sería una piedra fundamental en los estudios posteriores de la Prehistoria. Bisonte macho erguido Laura Marcos


Los científicos han analizado durante décadas las representaciones pictóricas de Altamira. Los humanos primitivos que la habitaron, durante milenios, ya conocían el tratamiento de la forma y cómo aprovechar el soporte (en este caso, las paredes y techos de la cueva), los grandes formatos, la tridimensionalidad, el naturalismo, la abstracción y el simbolismo están presentes ya en las pinturas, según los expertos.


OBJETIVO: Fortalecer la ortografía, comprensión lectora y lógica verbal en los estudiantes.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

11º Lectura 6 ¿Cómo funcionan las armas químicas?

Uno de los mayores ataques químicos fue cometido en la ciudad de Siria, desde que inició la guerra mató a 70 personas, se sospecha la utilización de gas sarín El ataque químico quitó la vida a decenas

11º Lectura 5 Producir electricidad mientras caminas

Alumnas del Instituto Politécnico Nacional crearon un dispositivo parecido a una loseta (30×30 centímetros) que genera electricidad cuando las personas lo pisan. Resulta que un día, a tres alumnas de